En los últimos años del restaurante El Bulli, trabajaban allí dos Ferrans, el mundialmente reconocido cocinero Ferran Adrià y el Ferran de los vinos.

Así conocían a Ferran Centelles. La trayectoria de este joven sumiller ha estado marcada por sus 13 años en el Bulli. Con el cierre del restaurante sigue vinculado a la Bulli Foundation pero también explora nuevos horizontes.

Para él el vino es placer y el vino es para todos. Precisamente, muchos de sus nuevos proyectos van enfocados a la comunicación, a romper barreras y acercar el mundo del vino a todo el mundo.